sábado, 19 de enero de 2008

FILOSOFIA Y CULTURA ORGANIZACIONAL



La cultura se ha convertido en una gran variable para los cambios que ocurren en las organizaciones. Se dice que una cultura constituye el cuerpo complejo de normas, simbolos, mitos e imagenes que entran dentro de la intimidad de la persona. Los cambios culturales ocurren cuando las personas empiesan a pensar de diferente forma, al modificar la cultura tambien se cambia las formas de hacer las cosas. Orientandose hacia la organizacion, se dice la cultura organizacional es el conjunto de normas, valores y hábito que practican las personas de una organización, y que hacen de ésta su forma de comportamiento. Se dice que es el conjunto de normas porque es todo lo que está escrito y aprobado que rige a la organización y que deben de respetar todos los integrantes. Un habito para efectos de gestión empresarial, es algo que no esta escrito, pero se acepta como norma en una organización. El valor, la sencillez, la alegría, la responsabilidad, la honradez son cualidades de una persona que forma parte de una organización. La cultura organizacional expresa la forma de vivir de una empresa, la forma en que el personal o sus miembros piensan y actúan. En nuestro país se genera una gran diversidad de sistemas culturales, que van cambiando en cuanto a su ubicación, los valores y las creencias que se manifiestan son diversos dependiendo de cada grupo social. Según estudios realizados sobre las realidades de nuestros valores y creencias en México, el estudio reveló que la diferencia física es mas importante que la personalidad y habilidades de cada sexo. Las mujeres Mexicanas tiene ventajas sobre los hombre, muestran que son mas emocionales, platicadoras, cariñosas, así como también tienen ventaja en la inteligencia, creatividad y calma. Los hombres son mas agresivos, ambiciosos y valientes. Existen diferencias entre la cultura mexicana y la estadounidense, por ejemplo el administrador mexicano tiene una idea familiar de una organización con una estructura jerárquica y autoritaria. En cambio el administrador estadounidense es visto por el mexicano como demasiado democrático con la tendencia de desconfiar de la autoridad. Cuando una empresa obtiene sus ganancias al precio de violar los valores implícitamente compartidos de quienes allí trabajan, hay un precio emocional a pagar, una carga de vergüenza y culpa, una sensación de recompensa contaminada.